Los errores más comunes que cometen las empresas en Facebook

divide_1

Arrova.cat   •   Noviembre 13, 2017

Hombre preocupado

Facebook es la herramienta idónea si tu objetivo es llegar a más personas. Crearás una comunidad de personas que les gustará tu marca y éstas podrán compartir tus contenidos, convirtiéndose así en prescriptores de la marca y ampliando la visibilidad de tu marca al llegar a más gente.

Pero a veces por la necesidad de querer obtener beneficios inmediatos cometemos errores que nos pueden costar caro. Aquí te mostramos los más habituales:

Usar tu muro sólo para publicidad

La gente no entra en Facebook para ver lo guay que es tu producto o el servicio que haces, sino para entretenerse. Usar tu muro sólo para ofertas y promociones hará que tus seguidores se cansen rápidamente de tu página.

Gestionar tu comercio como un perfil personal y no cómo una página

Usar tu negocio como perfil personal de Facebook es una práctica que puede ser penalizada por Facebook. Además, trabajar como página Facebook te permite:

  • Acceder a estadísticas de tu interés

  • Llegar a más clientela potencial

  • Hacer publicidad que no te permitiría con el perfil personal

No te centres sólo en conseguir más fans que tu competencia

Mejor ser una comunidad pequeña y activa, que una grande y que no haya interacción. Al fin y al cabo, queremos que los seguidores se acaben convirtiendo en clientes o que nos visiten y esto lo conseguirás si con tus publicaciones llegas a todos ellos.

Por eso es importante que antes de comenzar tu campaña en Facebook planifiques tus objetivos. Qué quieres conseguir, cuál es tu público objetivo, que impacto quieres que tenga Facebook en tu tienda o cuánto tiempo estás dispuesto a invertir son algunas cuestiones que se deben de tener en cuenta.

No comprobar si se han cumplido los objetivos a través de Facebook

Aquí llega el momento de la verdad, saber si ha merecido la pena el esfuerzo dedicado en Facebook. Conocer si se han alcanzado los objetivos establecidos previamente y saber si tu negocio necesita indispensablemente tener presencia en Facebook o apostar más por otras redes sociales, o hacer un cambio de rumbo en la estrategia que se está desarrollando en Facebook. No hacer una comprobación de si se están cumpliendo los objetivos te puede estar haciendo perder tiempo y, lo que es peor, dinero.